Los prisioneros del Túnel de la Libertad relatan su impulso por la liberación: ¡Organízate para apoyar el movimiento de prisioneros palestinos!

Maitham Abdel, escultura «Freedom Spoon» (Instagram)

Los prisioneros palestinos continúan luchando tras las rejas mientras los palestinos en Jenín continúan resistiendo las amenazas de la ocupación y sus ataques. Después de la autoliberación de seis prisioneros políticos palestinos el 6 de septiembre a través del Túnel de la Libertad, dos de los seis permanecen en libertad, Munadil Naf’at y Ayham Kamamji.

Dentro de los centros de detención israelíes, Mahmoud al-Ardah, Mohammed al-Ardah, Zakaria Zubaidi y Yaqoub Qadri siguen enfrentándose a duros interrogatorios «militares», los cuales habitualmente incluyen torturas y abusos físicos y psicológicos cuyo fin es obligarlos a revelar la ubicación de sus hermanos liberados.

El movimiento de prisioneros también continúa resistiéndose a que se  a muchos prisioneros palestinos sean privados de sus derechos, especialmente a los de la Jihad Islámica. Los presos están siendo sometidos a castigos colectivos, se les niegan las visitas familiares y el acceso a la “cantina” (tienda de la prisión). Además, se les somete a aislamiento. Al menos 10 presos de la prisión de Gilboa se enfrentan a interrogatorios, torturas y tratos crueles e inhumanos ya que la ocupación israelí alega que todos ellos estaban al tanto de la fuga.

Es de vital importancia continuar organizando y aumentando los esfuerzos que se están llevando a cabo en todo el mundo para apoyar a los prisioneros palestinos y exigir su liberación. Actualmente se están organizando protestas en numerosas ciudades : ¡Únete y organízate en tu zona!

**

Los cuatro detenidos fueron golpeados brutalmente por los soldados de ocupación israelíes cuando fueron arrestados ​​en la calle. Las heridas visibles en el rostro de Zakaria Zubaidi y la negativa de las autoridades de ocupación israelíes a permitir que los cuatro prisioneros sean vistos por abogados, familiares o médicos independientes provocaron especulaciones y temores generalizados sobre su estado.

Es verdad que Zubaidi ha sido duramente golpeado, lo que le ha provocado fracturas en la mandíbula y costillas rotas, pero ha habido informes y rumores falsos que han contribuido a hacer confusa la situación y desviar la atención de la amenaza constante de tortura y abuso que enfrentan Zubaidi y sus compañeros. Contrariamente a los informes falsos, Zubaidi no ha sido asesinado y según él mismo y su abogado, no ha sufrido daños cerebrales ni electrocución.

La responsabilidad de estas noticias falsas recae directamente en la ocupación israelí, que se negó a brindar acceso a un abogado o información confiable sobre las condiciones de los cuatro detenidos y también distribuyó activamente información errónea sobre su captura, alegando que los palestinos dentro de la Palestina ocupada en 1948 con ciudadanía israelí los habían entregado. En realidad, los cuatro fueron encontrados por las patrullas masivas de la policía, las fuerzas de seguridad y las fuerzas militares que barrían la zona.

**

Mahmoud y Mohammed al-Ardah, Zakaria Zubaidi y Yaqoub Qadri finalmente pudieron hablar con sus abogados en las visitas del 14 y 15 de septiembre, y todos ellos brindaron un testimonio conmovedor sobre su experiencia de libertad durante su autoliberación. Las fuerzas de ocupación israelíes impidieron que el mismo abogado visitara a más de uno de los cuatro detenidos; cada uno informó sobre sus experiencias y todos enfatizaron que seguirían el mismo camino de fuga y autoliberación para volver a tomar su libertad.