Ahmad Sa’adat, líder palestino de izquierdas encarcelado por la ocupación israelí

El 25 de diciembre de 2008, Ahmad Sa’adat fue condenado a 30 años de prisión por un tribunal militar ilegítimo de la ocupación israelí. Fue condenado por su papel como secretario general de una de las principales organizaciones de la resistencia palestina, el Frente Popular para la Liberación de Palestina. 13 años después de esta condena, proponemos a continuación una breve biografía de este líder de la izquierda palestina. Además, te invitamos a unirte a la semana internacional de acciones por la liberación de Ahmad Sa’adat y de todos los presos palestinos del 15 al 22 de enero.

Un luchador por la resistencia palestina

Nacido en 1953, Ahmad Sa’adat es hijo de refugiados expulsados en 1948 de su hogar en el destruido pueblo de Dayr Tarif (cerca de al-Ramleh). Ha estado involucrado en el movimiento nacional palestino desde 1967, cuando participó activamente en el movimiento estudiantil y se unió oficialmente al Frente Popular para la Liberación de Palestina en 1969. Fue detenido por la ocupación israelí en varias ocasiones, especialmente en 1970, 1973, 1975, 1976, 1989 y 1992, con un total de 10 años de detención.

En 1993, fue elegido miembro del Buró Político del FPLP y se convirtió en responsable del sector de Cisjordania en 1994. En este contexto, fue detenido varias veces entre 1994 y 1996 por la Autoridad Palestina en el marco de la coordinación de seguridad con la ocupación israelí establecida tras los acuerdos de Oslo de 1993.

En 2000, Georges Habash dimitió de su cargo de secretario general del FPLP y fue sustituido por Abu Ali Mustapha. Este último fue asesinado por la ocupación israelí el 27 de agosto de 2001 por un misil disparado en su oficina de Ramallah. El 3 de octubre de 2001, Ahmad Sa’adat fue elegido secretario general del FPLP. En esta ocasión, declaró durante su conferencia de prensa inaugural que los objetivos del pueblo palestino son «nuestro derecho al retorno y nuestra independencia, con Jerusalén como capital» y también prometió vengar el asesinato de Abu Ali Mustafa.

El 17 de octubre de 2001, cuatro miembros del FPLP ejecutaron al ministro de Turismo israelí de extrema derecha, Rehavam Zeevi. Era conocido como partidario de la expulsión forzosa de los palestinos y de los «asesinatos selectivos». Su ejecución provocó una ola de movilización popular en Palestina y reavivó el apoyo al FPLP. Israel acusa a Sa’adat de haber ordenado el asesinato.

El 22 de octubre de 2001, la Autoridad Palestina condenó el asesinato de Zeevi por considerarlo contrario a los intereses palestinos, alegando que daba a Israel una excusa para emprender acciones militares en los territorios ocupados. Jibril Rajoub, jefe del Servicio de Seguridad Preventiva de Cisjordania, prohíbe el ala militar del FPLP -las Brigadas de Mártires Abu Ali Mustafa- y da un ultimátum a Ahmad Sa’adat para que se rinda o se arriesgue a ser detenido.

El 15 de enero de 2002, Sa’adat es detenido por las fuerzas especiales palestinas tras ser atraído a una reunión en un hotel de Ramallah con el jefe de inteligencia de la AP, Tawfiq Tirawi. El FPLP condena a la Autoridad Palestina por ceder a las presiones de Estados Unidos e Israel. Los partidarios del FPLP protestan contra la detención en las calles de Ramala, Gaza y Belén.

El 3 de junio de 2002, el Tribunal Superior de Justicia de Palestina en Gaza declara que no hay pruebas que vinculen a Sa’adat con el asesinato de Zeevi, y que no hay motivos legales para que siga detenido. Ordenó su inmediata puesta en libertad.

En enero de 2006, fue elegido miembro del Consejo Legislativo Palestino en la lista del Bloque de Abu Ali Mustafa.

 

Secuestrado por la ocupación israelí

El 14 de marzo de 2006, el ejército israelí sitió durante 12 horas la prisión palestina de Jericó, donde había seis presos políticos. Las excavadoras y los tanques israelíes atacaron la prisión mientras los militares israelíes amenazaban con asesinar a los presos. Este asalto militar se saldó con la muerte de dos palestinos y las heridas de otros 23, así como con el secuestro de Ahmad Sa’adat y otros cinco presos políticos de Jericó, que fueron trasladados a cárceles sionistas.

Durante más de cuatro años, estos hombres han estado recluidos en la prisión de la Autoridad Palestina en Jericó, bajo la vigilancia de guardias estadounidenses y británicos. Inmediatamente antes del asalto israelí a la prisión, estos guardias estadounidenses y británicos abandonaron sus puestos, allanando el camino para el ataque militar. El Departamento de Estado de Estados Unidos culpó a los palestinos del asedio, afirmando que los líderes del Consejo Legislativo Palestino, elegidos democráticamente, habían manifestado su voluntad de liberar a estos presos políticos retenidos ilegalmente. En una carta dirigida al pueblo palestino tras su secuestro, Sa’adat dijo: «El Cuarteto [Estados Unidos, la UE, Rusia y la ONU] es una tapadera para la ocupación. Lo ocurrido en la prisión de Jericó ha convertido a los gobiernos británico y estadounidense en parte integrante del conflicto y ha enterrado para siempre cualquier ilusión de su neutralidad.»

Después de su secuestro -una flagrante violación de la soberanía palestina- el juicio de Sa’adat se pospuso y retrasó repetidamente. El fiscal general de Israel, Menachem Mazuz, admitió poco después del secuestro que no había pruebas suficientes para acusar a Sa’adat del asesinato del ministro israelí Rehavam Ze’evi en 2001. En cambio, Sa’adat fue acusado de una amplia gama de cargos políticos en una audiencia celebrada el 28 de marzo de 2006 en la base militar de Ofer, en Ramala.

Sa’adat se ha negado sistemática y repetidamente a reconocer la legitimidad de este tribunal ilegítimo. Sus abogados han pedido que se retiren los cargos, ya que están claramente motivados políticamente y el propio tribunal es ilegítimo. Su juicio ha sido aplazado en varias ocasiones y Sa’adat se ha negado sistemáticamente a reconocer la legitimidad del tribunal durante las distintas audiencias: se ha negado a comparecer ante los jueces militares, ha emitido declaraciones denunciando esta parodia de justicia y se ha negado a tratar con los tribunales militares o los interrogadores.

El 25 de diciembre de 2008, Sa’adat fue condenado a 30 años de prisión por cargos totalmente políticos. Esta dura condena, dictada por un tribunal militar israelí, tenía por objeto encarcelar a un líder de la resistencia palestina que se ha negado sistemáticamente a ceder a las presiones, amenazas e intimidaciones de la ocupación. Se trata de la mayor condena dictada por los tribunales de ocupación por una acusación política. Maher Taher, miembro del Buró Político del FPLP, subrayó la complicidad de la Autoridad Palestina en el secuestro y el encarcelamiento de Sa’adat, que lleva 4 años en las cárceles de la AP, así como la responsabilidad directa de Estados Unidos y Gran Bretaña, socios estratégicos de la ocupación, en este crimen contra Sa’adat y el pueblo palestino.

Líderes políticos nacionales palestinos de diversas tendencias han condenado enérgicamente el tribunal ilegítimo y su sentencia, entre ellos Ismail Haniyeh (primer ministro del gobierno de Gaza), Mustafa Barghouthi (secretario general de la Iniciativa Nacional Palestina), Ahmad Bahar (presidente en funciones del Consejo Legislativo Palestino), Azzam al-Ahmad (presidente del bloque legislativo de Fatah) y Daoud Shihab (portavoz de la Yihad Islámica).

El 18 de marzo de 2009, Ahmad Sa’adat fue trasladado repentinamente de la prisión de Hadarim a la de Asqelan en régimen de aislamiento. Sa’adat fue sometido repetidamente a confinamiento solitario y a medidas punitivas por orden del régimen israelí. Sa’adat fue trasladado repetidamente de una prisión a otra, a menudo en régimen de aislamiento. En junio de 2009, Sa’adat inició una huelga de hambre de nueve días contra su aislamiento. El 10 de agosto de 2009, Sa’adat fue trasladado de las celdas de aislamiento de Asqelan a la unidad de aislamiento de la prisión de Ramón, en el desierto de Naqab.

El 22 de octubre de 2009, Ahmad Sa’adat fue condenado a otros seis meses de aislamiento por los tribunales militares sionistas, tras más de 206 días en régimen de aislamiento. Varias huelgas de hambre importantes de presos palestinos, como la de septiembre-octubre de 2011 y la de abril-mayo de 2012, hicieron del fin del aislamiento una demanda central. Sa’adat fue finalmente liberado del aislamiento y reintegrado a la población penitenciaria general a finales de mayo de 2012, tras el acuerdo para poner fin a la huelga de hambre de los presos. Luego fue trasladado de Ramón a la prisión de Shata en Gilboa.

Apoyar a Ahmad Sa’adat es apoyar a la resistencia

Desde las cárceles de la ocupación israelí, Ahmad Sa’adat sigue desempeñando un papel destacado como líder de la resistencia palestina. Junto con sus 5.000 compañeros presos políticos palestinos, ha realizado huelgas de hambre colectivas, ha hecho declaraciones de solidaridad y ha adoptado posturas que subrayan un firme compromiso con la liberación de Palestina desde el mar hasta el río Jordán. Además, expresa regularmente su solidaridad con las luchas en curso, en particular contra el imperialismo y el racismo, o en apoyo de la liberación de Georges Abdallah a quien reconoce como «el general de los presos del FPLP».

Apoyar su liberación es denunciar claramente el papel de las potencias imperialistas en su encarcelamiento y en la colonización sionista de Palestina, pero también es luchar contra la complicidad de la Autoridad Palestina y su «coordinación de seguridad» en la opresión del pueblo palestino y en la criminalización de la resistencia palestina.

Más que nunca, debemos desarrollar la campaña internacional por su liberación y la de todos los presos palestinos. Ponte en contacto con nosotros si quieres unirte a la semana internacional de acción por la liberación de Ahmad Sa’adat del 15 al 22 de enero.

Fuente : Free Ahmad Sa’adat y Collectif Palestine Vaincra. Traducción: Samidoun España.