Tras apelar la decisión de deportación… un tribunal alemán investiga el caso de Khaled Barakat

 

Un tribunal alemán se reunirá el 11 de marzo para discutir la decisión del gobierno alemán de prohibir al escritor palestino Khaled Barakat participar en actividades políticas y culturales, y la decisión de deportarlo de Alemania en agosto de 2019. Barakat presentó una apelación contra la decisión del gobierno, con la intención de asistir a la sesión del tribunal en Berlín.

La Red Samidoun para la Defensa de los Presos Políticos Palestinos anunció su intención de continuar la campaña contra la decisión, por considerarla una flagrante violación al derecho de expresión. El coordinador de la red en Europa, Muhammad Al-Khatib, dijo: «Lo que realmente está sucediendo, tiene como objetivo acallar la voz del pueblo palestino en la diáspora, en plena coordinación entre la entidad sionista, Alemania y los órganos de la Autoridad Palestina».

Por su parte, Jaldía Abubakra, miembro del Movimiento de Mujeres Palestinas – Alkarama, declara, que las políticas alemanas hacia los árabes «apoyan a la entidad colonial racista sionista y atacan los derechos del pueblo palestino en la propia Alemania, y una vez más exponen el engaño y la falsedad de las llamadas libertades democráticas en Occidente».

Y consideró que “decisiones como el despido y la exclusión de la Fundación Deutsche Welle expresan una política represiva en la que la prensa alemana se confabula con el movimiento sionista para servir a las fuerzas racistas y fascistas en Alemania”, llamando al “rechazo de la política de criminalización de partidarios de la resistencia en Europa o someterse a las presiones estadounidenses y sionistas, además de continuar la lucha contra la normalización y los partidos sionistas, incluidos los intentos de algunos de utilizar las mezquitas y la religión para infiltrarse en las comunidades árabes”.

Es de destacar que el Ministerio de Asuntos Estratégicos sionista, encabezado por Likudian Gilad Erdan, lanzó una amplia campaña contra la actividad del escritor de Jerusalén en coordinación con la Embajada de Estados Unidos en Berlín, mientras que el Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel presentó una protesta oficial ante el Presidente del Parlamento Europeo, pidiéndole en ese momento que no permitiera que Barakat se dirigiera a la opinión pública desde dentro del Parlamento o que se  le proporcionara una plataforma en Europa.

La policía alemana arrestó a Barakat en junio de 2019 cuando se dirigía a participar en una conferencia titulada “La crisis del Proyecto de Liberación de Palestina y sus horizontes árabes” organizado por el “Foro Árabe para el Pensamiento y el Diálogo”, donde la policía le arrestó y le entregó una sentencia prohibiendo su actividad en Alemania además de darle un mes para salir del país.

En marzo de 2020, el gobierno alemán presentó un informe (24 páginas) sobre la actividad del escritor entre 2015-2019, en el que concluye que Barakat insiste en sus posiciones de apoyo a la resistencia palestina y libanesa y “sus ideas contra la normalización o el reconocimiento de la legitimidad de Israel y la solución de dos estados”, por lo que decidió impedirle la entrada a Alemania durante 4 años. El informe también incluía lo que el gobierno consideraba «actitudes antisemitas que supondrían una amenaza para la seguridad y crearían tensión entre árabes y judíos en Alemania».

https://al-akhbar.com/Palestine/329966