El siguiente artículo se republica de La Comuna:

Artículo de Jaldía Abubakra

Izz Shabaneh (i), Mehdi Karajeh (c) y Basil Barghouthi (d), estudiantes de la Universidad Bir Zeit secuestrados por las fuerzas de ocupación israelíes el 21 de mayo de 2020.

Mientras estudiantes de todo el mundo preparan sus exámenes en esta época del curso, nuestros estudiantes en Palestina, además de tener la dificultad de estudiar en confinamiento, se les suma las practicas represivas, programadas y sistemáticas de la ocupación sionista que siempre busca arruinar el futuro de nuestros jóvenes.

Estos días hay que sumar también la intención del régimen sionista de declarar la anexión de gran parte del territorio palestino en Cisjordania que pretende la nueva coalición de gobierno israelí, con el beneplácito de EE.UU. y la complicidad silenciosa de todo el mundo. Como es natural ante estos hechos, los únicos que suelen protestar son los palestinos, especialmente la gente joven. En una medida preventiva a esto, las autoridades de la ocupación están llevando a cabo una serie de detenciones de jóvenes universitarios palestinos. Por un lado, callan sus voces y por otro, distraen al resto ya sea por intimidación o por la preocupación por sus compañeros detenidos.

Ayer se llevó acabo la detención de tres jóvenes estudiantes de la universidad de Ber_Zeet: Eiz Shabana, Mahdi Karaya y Basil Al-Barghuthi. Estos arrestos forman parte de una campaña continua y casi diaria cuyo objetivo es atacar al movimiento estudiantil y mantenerlo en posición de defenderse.

El secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, ha convocado una “reunión del Cuarteto Internacional para buscar formas de celebrar una reunión ministerial para discutir el tema palestino”. Un hecho nada nuevo y del cual tampoco esperamos ninguna novedad, ya que saldrán con declaraciones de preocupación o en el mejor de los casos de condena y así se quedarán tranquilos y pensarán que ya han cumplido con el pueblo palestino que sufre las consecuencias de sus erróneas decisiones de partir Palestina desde hace mas de 72 años y apoyar a una mafia que es el movimiento sionista para seguir con sus crímenes y haciéndose cada día mas poderoso para dominar el mundo con el fin de cuidar de los intereses de una minoría que se beneficia de estos crímenes de varias maneras.

La UE también ya ha declarado que no está de acuerdo con la decisión de anexionar más territorios palestinos, pero como es lógico, eso ni le importa ni le inmuta el la entidad sionista, viendo que estas declaraciones nunca van acompañadas de medidas practicas, sino todo lo contrario, la política de hechos consumados que viene practicando esta mafia sionista, al final se acaba aceptando por la comunidad internacional, como el hecho de ir ocupando Palestina poco a poco antes de 1948.

Si a todo lo anterior le añadimos la nefasta respuesta de lo que llaman las autoridades palestinas, que no tienen ninguna autoridad real mas que eso “sacar declaraciones vacías” o la de los gobernantes árabes, vemos que el pueblo palestino y sobre todo sus jóvenes se enfrentan solos a la conspiración de las potencias dominantes.

Las fuerzas progresistas de la izquierda en todo el mundo tampoco está actuando a la altura de las circunstancias ni presenta medidas prácticas para luchar contra esta injusticia que sufre nuestro pueblo.

Por todo ello, nuestra esperanza está en los pueblos y en las personas para dar conciencia, alzar la voz y apoyar a nuestra gente en Palestina, ya sea mediante protestas activas o exigiendo el boicot en todas sus formas a este régimen criminal y terrorista, que no busca solamente quedarse con el dominio de Palestina y el intento de borrar su pueblo, sino el control completo sobre los pueblos de todo el mundo dominando las fuerzas que gobiernan.

Ya es hora de llamar a las cosas por su nombre y dejarnos de eufemismos. Nuestros jóvenes también tienen derecho a procurarse un futuro digno. Basta ya de condenas verbales o escritas no acompañadas de medidas prácticas.