Octavo y novena día de la Brigada Ghassan Kanafani en el Líbano

El viernes 30, a primera hora de la mañana, visitamos el estudio de grabación del canal de televisión «Palestina Hoy». Nos dieron una vuelta por todo el estudio, mostrándonos las salas de producción y grabación, y el estudio. La delegación también tuvo la oportunidad de reunirse con Saif Mau3ed, director de «Palestina Hoy», y con Mohamad Uthman, que antes de ser coordinador de corresponsales fue él mismo corresponsal en la Gran Marcha del Retorno en Gaza, donde fue disparado por las fuerzas militares sionistas.

En la reunión, Mau3ed y Uthman explicaron los objetivos del canal, además de destacar el enorme esfuerzo que están realizando para mantener una línea mediática contrahegemónica frente a los medios sionistas y de la Autoridad Palestina. Durante la última fuerte ofensiva sobre Gaza, los trabajadores se quedaron toda la noche en la emisora para poder emitir las 24 horas del día.

Después de presentar la posición política y las actividades de Samidoun, ambos acordamos reforzar nuestra cooperación. Finalmente, Palestina Hoy propuso una entrevista en directo al día siguiente para presentar a Samidoun y la Conferencia del Camino Alternativo (Masar Badil).

Posteriormente, Samidoun tuvo una reunión con la Campaña Global para el Retorno a Palestina, que originalmente comenzó como un proyecto que unificaba diferentes iniciativas y movimientos pro-palestinos con el fin de unificar fuerzas, mantener visible el derecho al retorno a Palestina y tener más capacidad de presión. Hoy en día, organizaciones de 82 países diferentes trabajan juntas en la campaña.

La campaña se puso en marcha después de que más de 50.000 palestinos de los campos de refugiados se manifestaran en 2011. El día de la gran marcha, los jóvenes palestinos no pudieron ser contenidos por el ejército libanés en su deseo de cruzar la frontera hacia Palestina. Ocho de ellos fueron martirizados por la ocupación sionista.

En cuanto al alcance del trabajo de la campaña, se centran principalmente en el trabajo fuera de Palestina y Líbano, sobre todo porque es en Occidente donde la narrativa sionista tiene más fuerza y menos contrapeso. Por ello, pretenden que a través de una exposición clara de los hechos, personas que se consideraban neutrales adopten una posición activa de solidaridad con Palestina.

Además, Mohammed al Abed, cofundador de la campaña, explicó algunos de los programas en los que están involucrados:

El primero de ellos es un programa llamado «Reconstruir Gaza». Una iniciativa puesta en marcha en 2003 por el APN (Grupo Árabe para la Protección de la Naturaleza) con la que pretenden reconstruir el sector agrícola de Gaza tras los posteriores ataques israelíes.

La segunda: «Street sign project», centrada principalmente en la concienciación y visibilidad de la causa palestina mediante la colocación de carteles en las calles de todo el mundo con la distancia a Jerusalén.

Y la tercera es la Semana de la Intifada, prevista para septiembre.

Una vez expuestas todas las líneas de trabajo, Samidoun y la Campaña Global por el Retorno han acordado unir fuerzas y trabajar colectivamente para conseguir el retorno y la liberación de Palestina desde el río hasta el mar.

En consideración a nuestra dedicación y trabajo, la delegación fue obsequiada con una estatua que muestra el mapa de Palestina atravesado por la llave del retorno.

Posteriormente, nos reunimos con el partido Movimiento Ciudadano Libanés (Ciudadanos en un Estado) constituido en 2016 como una fuerza progresista, democrática y laica que busca una reconstrucción del sistema político libanés y que tiene explícitamente en su programa político la cuestión de los refugiados y la comunidad palestina en el Líbano, así como la discriminación y el racismo institucionalizado del que son víctimas.

En la reunión se explicitaron algunos puntos en común entre el partido y nuestra red, principalmente el que tiene que ver con el enemigo común: el sionismo y con el futuro político de Palestina, cuya forma de gobierno no debe estar basada en la religión, sino en la justicia, la igualdad y la democracia. Ambas plataformas mantuvieron un largo debate en el que compartieron diferentes perspectivas políticas y estratégicas sobre cómo abordar el proceso hacia la descolonización de Palestina, llegando finalmente a un entendimiento mutuo y a la voluntad de colaborar juntos.

A continuación, la delegación se dirigió al norte de Líbano, a Hermel, en la frontera con Siria, para visitar a la activista y política libanesa Zaynab Chams, viuda del camarada y líder palestino Maher Al Yamani, cofundador del FPLP, que dedicó toda su vida a luchar por la causa palestina. Chams es miembro activo del partido nacionalista árabe, con el que se presentó a las elecciones municipales de su ciudad. También es activista por los derechos sociales y feminista.

El sábado 31, la delegación de Samidoun en Líbano visitó el campo de refugiados palestinos de Jalil, en el valle de la Bekaa, muy cerca de la histórica ciudad de Baalbek.

Este campo de refugiados se encuentra en condiciones especialmente duras, en parte porque está situado lejos de los centros urbanos del Líbano.

El campo también es conocido con el nombre de Wavel, especialmente por las organizaciones internacionales europeas. En particular, las Naciones Unidas. Archibald Percival Wavel fue un mariscal británico que, como buen colonizador, fue destinado a Palestina en 1937 para reprimir la revolución palestina contra la ocupación británica. El campo era originalmente un cuartel del ejército francés.

Establecido formalmente y reconocido por la UNRWA en 1952, la población de refugiados de Jalil es de unos 10.000, con algunos miles más desde la guerra de Siria, refugiados registrados, la mayoría de los cuales proceden del pueblo de Jalil, en el norte de Palestina.

 

Las condiciones dentro del campo son deplorables. El hacinamiento y la falta de espacio han llegado a tal punto que hay treinta personas ubicadas en el cementerio que rodea el campamento. Se han instalado viviendas improvisadas donde viven familias enteras, literalmente entre tumbas. Los niños,L tienen miedo por la noche debido a la atmósfera oscura que inspira el cementerio.

Entre las tumbas, estaba la pequeña habitación de un anciano palestino nacido en 1934 que había pasado toda su vida como refugiado, siendo expulsado en 1948 de su tierra en Palestina, luego en 1967 del Golán, y tras vivir durante décadas en el campo de refugiados de Yarmouk, en Siria, tuvo que huir al campo de Al Jalil. Él era sólo un ejemplo de la realidad de tantos palestinos que llevan toda una vida desplazados por el colonialismo y el imperialismo.

Por la tarde, nos reunimos con miembros del comité local de Masar Badil, donde hablamos de la situación en el Líbano.

Reflexionando brevemente sobre esta delegación, consideramos que la misión de la Brigada Ghassan Kanafani fue un éxito, ya que logramos nuestros objetivos de conocer más a fondo la situación en el Líbano, especialmente la del pueblo palestino. Además, iniciamos y reforzamos las relaciones con las organizaciones palestinas y libanesas que luchan por la liberación y el retorno.

Samidoun y la Brigada quieren agradecer a todas las personas y organizaciones que nos han acogido y esperamos poder luchar codo con codo. Por la liberación de toda Palestina, por el derecho al retorno y por la liberación de todos los presos palestinos.